Semana Santa en Madrid

De Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección miles de personas se acercan a la ciudad para asistir a las distintas procesiones que recorren las calles de Madrid. El ambiente creado por el redoblar de los tambores y trompetas y la vistosidad de los coloridos trajes de los cofrades es una de las señas de identidad de la Semana Santa en España.

Madrid conmemora intensamente la pasión y muerte de Jesucristo, no sólo en la exaltación de su devoción, sino en la celebración de otros actos culturales paralelos. Mientras iglesias y basílicas programan conciertos de música sacra, las distintas cofradías salen a la calle con los pasos que llevan preparando durante todo el año y los mejores restaurantes y pastelerías de la ciudad añaden a sus cartas platos típicos de Semana Santa con un toque castizo.

Procesiones

En Semana Santa, las delicadas imágenes que durante el resto del año se hospedan en las distintas basílicas e iglesias son adornadas con numerosos cirios, flores y ricos mantos bordados para salir en procesión por lugares tan representativos como el Paseo del Prado, la calle Alcalá o la Plaza Mayor. A lo largo de todo su recorrido van acompañadas de decenas de nazarenos y portadas por costaleros de las distintas cofradías.

Semana Santa. Saetas Flamencas: Tres generaciones / Cuarto centenario Plaza Mayor

En cuanto a las procesiones más importantes celebradas en Domingo de Ramos y Miércoles Santo, hay que destacar el paso del Cristo de la Fe y el Perdón, y el de Nuestro Padre Jesús de la Salud, respectivamente. La primera sale de la Basílica Pontificia de San Miguel y la segunda está organizada por la Hermandad Nuestro Padre de la Salud y María Santísima de las Angustias –conocidos como ‘los Gitanos’–, y recorre las calles aledañas a la Puerta del Sol (con salida y llegada en la calle de la Salud, pasando por la Puerta del Sol, la Plaza de Jacinto Benavente, la iglesia de Santa Cruz y la calle Mayor).

Por otro lado, las procesiones que se ofician durante el Triduo Pascual son las que más reconocimiento y adeptos tienen, ya que conmemoran la muerte de Cristo. Entre éstas son muy populares la de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima de la Esperanza, y la de Jesús Nazareno y la Virgen de la Soledad y la del Divino Cautivo, ambas en Jueves Santo (la de la famosa talla de Mariano Benlliure también sale el Viernes Santo), así como los tres pasos de Jesús Nazareno de MedinaceliMaría Santísima de los Siete Dolores y el Santo Entierro en Viernes Santo y, por último, la Virgen Dolorosa y la Procesión de la Soledad en el Sábado Santo.

Digna de mención es también la salida procesional que la Hermandad del Silencio realizada en la tarde-noche del Viernes Santo por el incomparable marco del Barrio de las Letras y en la que, portado por una cuadrilla de costaleros, el paso del Santísimo Cristo de la Fe recorre lugares repletos de historia como las plazas de Matute o Santa Ana, o las calles de Echegaray, Cervantes o Lope de Vega (consultar programa para ver horarios y recorridos 2017).

Música sacra y la Tamborrada

La Semana Santa madrileña es habitualmente recibida con música sacra. Iglesias tan representativas como la Basílica de Nuestra Señora de Atocha, la Parroquia de Santa Cruz o la Basílica Pontificia de San Miguel acogen el ciclo Música sacra para acompañar la Semana Santa, con 11 conciertos (31 marzo, 1, 3, 4, 6, 7, 8, 10, 11 y 12 abril) con entrada gratuita hasta completar el aforo.

En estas fechas también se celebra el ciclo de conciertos Música de Órgano en San Ginés con cuatro conciertos (2, 5, 9 y 12 abril) de jóvenes organistas y grandes maestros para acercar al público un repertorio que conmemora el 500 aniversario de la Reforma Protestante y en 2017, y para conmemorar el IV Centenario de la Plaza Mayor, el espectáculo Saetas flamencas: Tres generaciones, dos conciertos (14 y 15 abril, en la Plaza Mayor y en la Plaza de la Villa, respectivamente, acompañando los pasos de las procesiones de Semana Santa) con cinco cantaores/as de diferentes generaciones, estilos y procedencias, que muestran la riqueza que contiene este arte.

Finalmente, para concluir la Semana Santa y celebrar el Domingo de Resurrección, una tamborrada maña se traslada a la Plaza Mayor de Madrid, desde donde comienza un itinerario en el que numerosos cofrades acompañados de tambores y bombos ponen banda sonora a la conmemoración de la Resurrección de Jesucristo tres días después de su muerte.

PARA VER EL PROGRAMA COMPLETO

Gastronomía

Como suele ocurrir en cualquier celebración religiosa, la Semana Santa madrileña también se acompaña de la preparación de platos típicos, que en este caso están profundamente vinculados a los deberes religiosos, pero sobre todo a la tradición.

Uno de los imprescindibles de las mesas madrileñas en estos días es la torrija, un plato dulce creado con pan humedecido en leche con canela, frito y espolvoreado con azúcar. Entre las recetas a base de pescado, encontramos los Soldaditos de Pavía –trocitos de bacalao rebozados y crujientes–; el potaje de garbanzos a la madrileña –puchero de esta legumbre acompañada de espinacas, bacalao, patatas y huevo duro–; y las croquetas de bacalao.

 

VIA: https://www.esmadrid.com/agenda/semanasanta-madrid

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *