Los 8 parques más bonitos de Madrid

Con esta primavera tan soleada a todos nos dan ganas de disfrutar más que nunca de la sierra de Madrid desde el Hostal Jaenes en Pozuelo de Alarcón, pero si vas de visita a la capital, no te puedes perder los parques de Madrid.

Si buscas planes al aire libre en Madrid, toma nota de cuáles son los 8 parques más bonitos de la capital cuando alqulies tu estancia en El Hostal Jaenes. Te esperamos!

Parque Europa de Madrid

Parque Europa - Madrid

Un parque para viajar sin moverte de Madrid, en concreto de Torrejón de Ardoz, es el Parque Europa. Disfruta de las réplicas de algunos de los monumentos más importantes de las capitales europeas y conoce un parque diferente en compañía de toda la familia. Además, podrás hacer actividades como lanzarte en tirolina o entrar al recinto de los animales. En verano, el Parque de Europa también hace espectáculos nocturnos de fuegos artificiales.

Parque del Retiro de Madrid

Palacio de Cristal de Madrid

El parque por excelencia de Madrid no podía faltar a esta cita con los parques más bonitos de la capital. Es el más importante de los parques de Madrid y uno de los más grandes. Famoso por su lago, el maravilloso Palacio de Cristal, la Casa de Fieras y sus estatuas. En el Parque del Retiro siempre hay cosas que hacer y ver: la Feria del Libro de Madrid, familias alrededor de los titiriteros, deportistas y grupos de meditación o valientes sobre las bascas.

Si quieres saber más cosas sobre el Parque del Retiro de Madrid, revisa nuestro artículo sobre 8 curiosidades que quizás no sabes del Retiro.

Parque de El Capricho de Madrid

Parque El Capricho

De camino al aeropuerto de Madrid descansa esta joya, que hace honor a su nombre. En Alameda de Osuna encontramos el Parque de El Capricho, un espacio al aire libre que, hasta hace no mucho, era un parque semi desconocido. Sin embargo, ya se sabe que las noticias vuelan y, si son buenas (o bonitas en este caso), con más rapidez. Un parque que esconde restos de nuestra historia, un búnker de la Guerra Civil y que, sin duda, está considerado como uno de los parques más bonitos de Madrid, y con razón.

Parque Berlín de Madrid

Parque Berlín de Madrid

Este parque es otro gran desconocido. El Parque Berlín, situado cerca del metro de Concha Espina esconde restos del Muro de Berlín. A pesar de no ser el más grande, en cuanto a extensión, sus restos del Muro de Berlín le valen su fama, ya que conserva las pinturas originales. Además de este pedazo de historia, el Parque Berlín tiene una zona infantil, un pequeño auditorio y varios bustos de personajes célebres.

Madrid Río

Madrid Río

Una construcción a lo largo del Río Manzanares que parecía que iba a durar más que la obra de El Escorial. La obra tuvo dividida a la población de Madrid, entre los defensores y los detractores, como suele ocurrir siempre en estos casos, aunque hay que hacer honor a la verdad y decir que la zona ha quedado preciosa. Desde Príncipe Pío y hasta Matadero se puede disfrutar de zonas verdes, terrazas, parques infantiles, monumentales puentes, carril bici y unas vistas espectaculares de La Almudena, el Palacio Real o el Santiago Bernabéu.

Parque Juan Carlos I de Madrid

Parque Juan Carlos I de Madrid

Cerca de Campo de las Naciones se encuentra el Parque Juan Carlos I. Un parque de tamaño considerable con muchos encantos que descubrir, entre ellos su gran colección de olivos, el auditorio y sus muchas esculturas. Disfruta de su pista de patinaje, el carril bici o las actividades en su lago, como el piragüismo. Los peques de la casa tienen un protagonismos especial en este parque, en el que se realizan talleres cada fin de semana, y que se puede recorrer cómodamente en un trenecito.

Parque de la Quinta de los Molinos de Madrid

Parque Quinta de los Molinos de Madrid

El Parque de la Quinta de los Molinos se encuentra en el Distrito de San Blas y sus 2 mayores atractivos son su molino viejo, de ahí su nombre, y sus preciosos almendros, sobre todo si los visitas en temporada de flor, entre febrero y marzo en función del clima. Además conserva un viejo palacete y es otro de los parques que presume de lago. En verano este parque acoge alguno de los conciertos del ciclo Veranos de la Villa de Madrid.

El Parque del Cerro del Tío Pío de Madrid

Cerro del Tío Pío

En Puente de Vallecas se encuentra este parque conocido comúnmente como el Parque “de las 7 tetas“, debido a sus 7 colinas. No es un parque al uso, al menos no la idea tradicional de parque infantil, pero es un lugar precioso si buscas buenas vistas de Madrid y espectaculares puestas de sol. Como todo lo bueno se ha masificado y ahora es complicado disfrutar del Cerro del Tío Pío con poca gente. En cualquier caso, merece mucho la pena ir y escalar una de sus colinas para disfrutar de Madrid bajo tus pies.

Foto: Blanco (Parque Juan Carlos I)

Fuente: http://blog.ticketea.com/parques-mas-bonitos-madrid/

Semana Santa en Madrid

De Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección miles de personas se acercan a la ciudad para asistir a las distintas procesiones que recorren las calles de Madrid. El ambiente creado por el redoblar de los tambores y trompetas y la vistosidad de los coloridos trajes de los cofrades es una de las señas de identidad de la Semana Santa en España.

Madrid conmemora intensamente la pasión y muerte de Jesucristo, no sólo en la exaltación de su devoción, sino en la celebración de otros actos culturales paralelos. Mientras iglesias y basílicas programan conciertos de música sacra, las distintas cofradías salen a la calle con los pasos que llevan preparando durante todo el año y los mejores restaurantes y pastelerías de la ciudad añaden a sus cartas platos típicos de Semana Santa con un toque castizo.

Procesiones

En Semana Santa, las delicadas imágenes que durante el resto del año se hospedan en las distintas basílicas e iglesias son adornadas con numerosos cirios, flores y ricos mantos bordados para salir en procesión por lugares tan representativos como el Paseo del Prado, la calle Alcalá o la Plaza Mayor. A lo largo de todo su recorrido van acompañadas de decenas de nazarenos y portadas por costaleros de las distintas cofradías.

Semana Santa. Saetas Flamencas: Tres generaciones / Cuarto centenario Plaza Mayor

En cuanto a las procesiones más importantes celebradas en Domingo de Ramos y Miércoles Santo, hay que destacar el paso del Cristo de la Fe y el Perdón, y el de Nuestro Padre Jesús de la Salud, respectivamente. La primera sale de la Basílica Pontificia de San Miguel y la segunda está organizada por la Hermandad Nuestro Padre de la Salud y María Santísima de las Angustias –conocidos como ‘los Gitanos’–, y recorre las calles aledañas a la Puerta del Sol (con salida y llegada en la calle de la Salud, pasando por la Puerta del Sol, la Plaza de Jacinto Benavente, la iglesia de Santa Cruz y la calle Mayor).

Por otro lado, las procesiones que se ofician durante el Triduo Pascual son las que más reconocimiento y adeptos tienen, ya que conmemoran la muerte de Cristo. Entre éstas son muy populares la de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima de la Esperanza, y la de Jesús Nazareno y la Virgen de la Soledad y la del Divino Cautivo, ambas en Jueves Santo (la de la famosa talla de Mariano Benlliure también sale el Viernes Santo), así como los tres pasos de Jesús Nazareno de MedinaceliMaría Santísima de los Siete Dolores y el Santo Entierro en Viernes Santo y, por último, la Virgen Dolorosa y la Procesión de la Soledad en el Sábado Santo.

Digna de mención es también la salida procesional que la Hermandad del Silencio realizada en la tarde-noche del Viernes Santo por el incomparable marco del Barrio de las Letras y en la que, portado por una cuadrilla de costaleros, el paso del Santísimo Cristo de la Fe recorre lugares repletos de historia como las plazas de Matute o Santa Ana, o las calles de Echegaray, Cervantes o Lope de Vega (consultar programa para ver horarios y recorridos 2017).

Música sacra y la Tamborrada

La Semana Santa madrileña es habitualmente recibida con música sacra. Iglesias tan representativas como la Basílica de Nuestra Señora de Atocha, la Parroquia de Santa Cruz o la Basílica Pontificia de San Miguel acogen el ciclo Música sacra para acompañar la Semana Santa, con 11 conciertos (31 marzo, 1, 3, 4, 6, 7, 8, 10, 11 y 12 abril) con entrada gratuita hasta completar el aforo.

En estas fechas también se celebra el ciclo de conciertos Música de Órgano en San Ginés con cuatro conciertos (2, 5, 9 y 12 abril) de jóvenes organistas y grandes maestros para acercar al público un repertorio que conmemora el 500 aniversario de la Reforma Protestante y en 2017, y para conmemorar el IV Centenario de la Plaza Mayor, el espectáculo Saetas flamencas: Tres generaciones, dos conciertos (14 y 15 abril, en la Plaza Mayor y en la Plaza de la Villa, respectivamente, acompañando los pasos de las procesiones de Semana Santa) con cinco cantaores/as de diferentes generaciones, estilos y procedencias, que muestran la riqueza que contiene este arte.

Finalmente, para concluir la Semana Santa y celebrar el Domingo de Resurrección, una tamborrada maña se traslada a la Plaza Mayor de Madrid, desde donde comienza un itinerario en el que numerosos cofrades acompañados de tambores y bombos ponen banda sonora a la conmemoración de la Resurrección de Jesucristo tres días después de su muerte.

PARA VER EL PROGRAMA COMPLETO

Gastronomía

Como suele ocurrir en cualquier celebración religiosa, la Semana Santa madrileña también se acompaña de la preparación de platos típicos, que en este caso están profundamente vinculados a los deberes religiosos, pero sobre todo a la tradición.

Uno de los imprescindibles de las mesas madrileñas en estos días es la torrija, un plato dulce creado con pan humedecido en leche con canela, frito y espolvoreado con azúcar. Entre las recetas a base de pescado, encontramos los Soldaditos de Pavía –trocitos de bacalao rebozados y crujientes–; el potaje de garbanzos a la madrileña –puchero de esta legumbre acompañada de espinacas, bacalao, patatas y huevo duro–; y las croquetas de bacalao.

 

VIA: https://www.esmadrid.com/agenda/semanasanta-madrid

Descubre las Fuentes de Pozuelo y todo su entorno desde el Hostal Jaenes

Desde hace muchísimos años tienen fama las aguas de Pozuelo, y desde hace doscientos años el pueblo posee celebradas fuentes. Os proponemos una visita para que descubras todas las Fuentes de Pozuelo desde el Hostal Jaenes.

FUENTE DE LA ESCORZONERA

Atribuida al arquitecto Ventura Rodríguez (1717-85), consistía de un alto pedestal de granito a modo de obelisco rodeado por un gran tazón de piedra.  Estaba enclavada a la entrada del monte del Sr. Moret (en la actualidad, la urbanización “Las Encinas” sita la norte de Pozuelo), y la bordeaba una glorieta con asientos de piedra y una pradera.

Era uno de los lugares típicos de paseo, ya que el paraje había sido excluido de la venta del monte de Pozuelo, en la época de la Desamortización. Sin embargo, lo que no hizo el gobierno de la Nación lo hicieron nuestros ediles, ya que en abril de 1924, siendo alcalde D. Antonio Benítez Guerrero, (fundador de una de nuestras colonias de hoteles), el Ayuntamiento vendió la fuente y el terreno circundante a D. Alfonso Martos Arizcun, conde de Heredia Spínola, que había adquirido la finca de Moret en el año 1909.

El obelisco ostenta la siguiente inscripción:

SE CONSTRUYO

A COSTA DE LA VILLA

ESTA FUENTE

REINANDO CARLOS III

AÑO MDCCLXXXV

Su construcción se debe al patronazgo del Conde de Campomanes, bajo cuyo impulso se construyó también la Fuentecilla (1723-1802) y se realizaron importantes mejoras en el pueblo.

Sebastián López Arrojo, nuestro más destacado poeta del pasado siglo, le dedicó una pequeña composición en la que relata cómo, tras una excursión campestre por el paraje, cayó en brazos de Morfeo, soñando que abrazaba a su amada, cuando al despertar observó que en realidad lo que estaba acariciando era su propio can.

Propiedades del agua: aumentan de un modo marcado la secreción renal, entonan la digestión y son sumamente aperitivas, siendo buenas para las anabarcas, las ictericias y las dispepsias. D. Pedro Castelló (famoso médico del siglo pasado al que la capital dedicó una de sus principales calles), la recomendaba a sus pacientes y era numerosa la gente de Madrid que se la llevaba para su consumo habitual.

LA FUENTECILLA

Sita junto al arroyo de Pozuelo, que pasa por el casco de la población, ahora canalizado. Muy próxima por tanto a la antigua calle del Hospital, que debe su nombre a la fundación que con tal fin estableciera el clérigo Pero López, según se relata en la relación de 1576.

La obra de la fuente es del mismo año que la de la Escorzonera, y también se debe al patrocinio de Campomanes (1723-1802), personaje a quien está dedicada la calle adyacente.

En la actualidad se han ajardinado los alrededores, embelleciendo el conjunto.

LA FUENTE DE SOMOSAGUAS

No existe ya. Estaba cerca del emplazamiento de la Cruz de la Atalaya, en el antiguo camino de Pozuelo a Húmera. Daba un agua ferruginosa y con algo de mineral de cobre. Se levantaba sobre la antigua posesión mobiliaria de Somosaguas, propiedad hasta 1787 de los Condes de Clavijo, señores de la Villa de Húmera, de quienes pasó por venta al marqués de Valdecorzana.

Con posterioridad fue propiedad del general O’Donnell entre otros, y finalmente del Marqués de Larios, a quien sucedió Urbanizadora Somosaguas, quien urbanizaría la zona.

Fueron muy celebradas las cualidades medicinales de sus aguas, considerándose muy beneficiosas “en las debilidades ocasionadas por las evacuaciones excesivas, reumatismos crónicos y en los efectos escrofulosos”.

FUENTE DE LA POZA

Es quizás la más popular de Pozuelo. Fue construida en el siglo pasado y se le dotó de dos surtidores. Sita al lado de las fábricas de curtidos su agua se utilizaba para el lavado de ropa de los hacendados madrileños que se lo encargaban a las lugareñas que con su afluencia al lugar acabaron convirtiéndose como decía Sebastián López Ariojó, en el “mentidero municipal del siglo XIX”. Junto con este empleo, se la utilizaba también para las tareas fabriles y el riego de las huertas.

Entre las propiedades de su agua destacaban las siguientes: “disuelve el jabón y cuece admirablemente las legumbres”.

EL ABREVADERO

Estaba muy próximo a la Poza y tenía sólo un caño. Fue construida en el año 1880.

FUENTE DE LA SALUD (en la foto)

Sita en el parque que lleva su nombre, ostenta la siguiente leyenda:

TENGO MI SER EN DIOS, CON MI ELEMENTO AL AFAN DE POZUELO SATISFICE NECTAR DIVINO SOY, LLEGA SEDIENTO APAGA EN MI TU SED Y A DIOS BENDICE.

CONSTRUIDA POR SUSCRIPCION POPULAR SIENDO ALCALDE DON VICENTE BRAVO AÑO 1905

Cuando se urbanizó la hoy Fuente de la Salud, se construyeron unas mesas de madera y unos asientos de ladrillo que se colocaron en las inmediaciones de la Fuente. A la entrada se instaló un arco de madera con un rótulo que decía: “PARQUE DE SAN IGNACIO” (Agradezco a D. Francisco Martín Granizo la información sobre este punto).

En las inmediaciones hay otra fuente que se construyó en la posguerra, bajo el mandato del alcalde D. Juan Muñoz Mateos.

FUENTE DE HUMERA

De sencilla fábrica, tiene su origen en el arroyo que pasa por esta antigua villa y muere en Aravaca. Fue construida en el siglo XIX.

Cómo noticia curiosa, queremos comentar el hecho de que nuestra querida farola de la plaza de toros, ahora tristemente relegada a un segundo plano, fue fuente también durante la posguerra. Todavía mantiene la señal de los grifos).

Efectivamente, se hizo por aquel entonces una conducción de agua desde la Poza a la denominada “Fuente del Cura”. (Un simple grifo llamada así porque se encuentra en el emplazamiento de la antigua casa Parroquial en la confluencia de la calle San Roque con la carretera de Carabanchel.

Falta actualmente en los jardincillos de la parte posterior de la Casa Consistorial la fuentecilla que desde que se construyó el edificio (1952) las había servido de ornato.

Muchos nombres de la topografía de Pozuelo hacen alusión a las fuentes o alumbramientos de agua: así la fuente de Medel, en las inmediaciones de la Colonia de Benitez; la fuente de D. Pedro, casi en el límite con Majadahonda; la Fontarrona, camino de Boadilla; la Mina del niño, cerca de La Cabaña; la Mina de Portugués, en la linde con Aravaca; y la fuente de Juan Tomé, en la ladera del Camino de Alcorcón.

Fuente: Carlos H. Fernández del Valle

Estrenamos nueva página web

Hola a todos, bienvenidos al Hostal Jaenes, uno de los más acogedores hostales que en contrarás en Pozuelo, Madrid. Estamos de estreno, te presentamos nuestra nueva página web y nuevo blog.

En nuestra nueva página web podréis encontrar los servicios que ofrecemos, las características del hostal y las habitaciones, así como del entorno, el contacto y mapa de situación. Encontrarás toda la información relevante acerca del Hostal Jaenes, los servicios que ofrecemos, las ofertas, las tarifas, el entorno y nuestro contacto.

A parte del contenido que podéis encontrar a día de hoy poco a poco iremos añadiendo nueva información y servicios así que estad atentos a las actualizaciones que os comunicaremos a través de la nuestras redes sociales y a través de este blog.

Esperamos que os guste y os esperamos!