Pozuelo de Alarcón

El municipio de Pozuelo de Alarcón está situado a únicamente unos 10 km de la ciudad de Madrid, dentro de su área metropolitana, en concreto en el noroeste de la misma.

Tiene una extensión de 43,2 km , y su altitud sobre el nivel del mar es de 690 metros. A pesar de ser un municipio independiente, Pozuelo de Alarcón forma casi un conjunto urbano con Madrid, particularmente con el madrileño barrio de Aravaca, el cual, a su vez, se encuentra aislado por vías urbanas del resto de la ciudad de Madrid y sólo es accesible por carretera y ferrocarril. Pozuelo de Alarcón forma con este barrio de Aravaca un único núcleo urbano en el que, salvo por los carteles que indican el cambio de municipio en algunos viales, resulta difícil distinguir el paso de un municipio a otro. Esto es muy evidente en la Avenida de Europa, vía urbana que discurre por Pozuelo, se adentra en el término municipal de Madrid unos metros y vuelve al término municipal de Pozuelo.

Desde julio de 2007 también se puede acceder a este municipio a través de la línea de Tranvía Metro Ligero 2, perteneciente a la red de Metro de Madrid.

Pozuelo de Alarcón se caracterizó por su función de abastecimiento a Madrid, como ocurría con casi todos los pueblos aledaños a la Villa y Corte. Los vecinos de Pozuelo vivían de la agricultura, la ganadería, la industria de curtidos o del trabajo en Madrid. En la década de 1870 se inicia una para rastrear una leve transformación en esa continuidad socioeconómica, con la aparición de las primeras colonias de residencias de veraneantes, viviendas unifamiliares conocidas como “hoteles”. Se trata de una consecuencia de la llegada del tren. En torno a la estación de Pozuelo surge el Barrio de la Estación que llegará a convertirse en el segundo distrito del pueblo.
A finales del siglo XIX, el pequeño y empobrecido pueblo de Húmera queda incorporado a Pozuelo de Alarcón y pasa a tener condición de “barrio”.
Ya en los primeros años del siglo XX, aparecen nuevos cambios con varios proyectos que piensan un Pozuelo unido a Madrid por tranvía como zona de residencia para trabajadores de Madrid. Un segundo movimiento de establecimiento de colonias se da en los años 1920 con las Colonias de los Ángeles y de la Cabaña.
La auténtica transformación de Pozuelo de Alarcón tiene lugar a partir de los años 1970. El primer cambio es la aparición de importantes zonas residenciales como Somosaguas, Montealina, Monte Gancedo, Monteclaro, etc. que supone la instalación en Pozuelo de profesionales liberales, altos ejecutivos y directivos. Ahora, Pozuelo empieza a ser conocido como un municipio residencial de profesionales que trabajan en Madrid. Pozuelo adopta un modelo de urbanización de calidad (Plan Ampliación de la Casa de Campo, Avenida de Europa). Junto a ello, el segundo cambio viene de la mano del desarrollo de parques empresariales Ática, Ciudad de la Imagen, la Finca… , que contribuyen a perfilar a Pozuelo como una ciudad de servicios. Más de 80.000 habitantes tiene en la actualidad, una cantidad muy superior a los poco más de 7.000 con que contaba en 1960 o los cerca de 25.000 de comienzos de la década de 1980. Numerosos son los centros comerciales a los que quien viva o visite la localidad puede acercarse a cubrir sus necesidades.

Sus parques lineales y periféricos, unidos al gran número de los urbanos hacen de esta localidad un lugar cercano a la naturaleza. Dos de esos parques periféricos, el llamado Monte Pozuelo y el forestal de Somosaguas, son en realidad la continuación natural del monte de El Pardo y de la Casa de Campo, respectivamente. La Ciudad de la Imagen; el Complejo de Radio Televisión Española, en Prado del Rey; uno de los campus de la Universidad Complutense de Madrid, el de Somosaguas; además de la Universidad Francisco de Vitoria, son algunas de las entidades audiovisuales o educativas de relevancia instaladas en Pozuelo de Alarcón. De la oferta cultural del municipio podemos destacar Animadrid que, desde 2001, es una cita fundamental para los profesionales y degustadores del cine de animación; y Pozuelo Escénica, la apuesta local por llevar a los espacios abiertos al aire libre la ópera, el flamenco, la danza el circo…

Pozuelo estuvo poblado desde los tiempos más antiguos. De la prehistoria quedan restos arqueológicos encontrados en su demarcación. Se cree que aquí estuvo asentada la famosa ciudad romana de Meacum. Fueron ellos quienes trazaron la calzada que unía Segovia con Titulcia, pasando por Pozuelo, y que posteriormente se convertiría en cañada para el paso del ganado en la Edad Media. En esa misma época, la aldea de Pozolum, fue motivo de disputa entre segovianos y madrileños, Alfonso VIII, en el 1208, asegura que pertenece a Madrid. Después se integró dentro del alfoz de Madrid, en la demarcación tributaria del Sexmo de Aravaca, llamándose Pozuelo de Aravaca. Aunque en origen se trataba de un municipio de realengo (jurisdicción real ordinaria), en el siglo XVII (año 1631) pasó al régimen de jurisdicción señorial por compra de Don Gabriel Ocaña de Alarcón, dentro de un contexto general de financiación de las arcas reales mediante venta de oficios, títulos y jurisdicciones. Fueron sus señores los titulares del ilustre apellido Alarcón.
El nombre de Pozuelo de Alarcón, que ha perdurado en el tiempo, proviene de la significativa existencia de pozos y manantiales y del apellido Alarcón, familia que detentó su señorío.

El patrimonio histórico de Pozuelo de Alarcón es muy escaso. La culpa es de la Guerra Civil (1936-1939). El pueblo fue evacuado al quedar en pleno frente bélico. El término municipal fue escenario de fuertes combates que tuvieron como resultado la devastación del caserío y el abandono de campos y huertas. Al acabar la contienda las autoridades debieron solicitar un plano de la villa al Instituto Geográfico para volver a trazar las calles, y la villa adquirió la condición de “Pueblo Adoptado”. El Estado intervino en la reconstrucción del caserío y calles del pueblo a través de la Dirección General de Regiones Devastadas.

No obstante, podemos señalar algunos edificios singulares: la iglesia y el colegio de San José de Cluny o la residencia de los Misioneros Oblatos de Emaús, ambos de finales del siglo XIX; y la iglesia parroquial que en 1940 sucedió a la destrozada por la guerra. También se han conservado la fuente de las Escorzoneras, construida por el arquitecto de la Corte, Ventura Rodríguez, en 1735, por orden de Carlos III; y la fuente de la Fuentecilla, construida en el siglo XVIll cuando se canalizó el agua en Pozuelo.

Recientemente se ha construido en la Avenida de Europa la iglesia de Santa María de Caná.

Las fiestas de Pozuelo de Alarcón son:

— Las fiestas patronales de Nuestra Señora de la Consolación. Se inician el primer fin de semana de septiembre. Son unas fiestas muy animadas con conciertos, actuaciones musicales, representaciones teatrales y de zarzuela, procesiones, encierros, corridas de toros, fuegos artificiales…

— Las fiestas en honor a Nuestra Señora del Carmen. Se inician el 16 de julio. Tienen lugar en el ‘barrio de la Estación’.

— Las fiestas en honor a San Gregorio, en la primera quincena de mayo. Se celebran en el ‘barrio de Húmera’, con numerosas actividades festivas y diferentes actuaciones musicales.

VIA: https://todosobremadrid.com/municipios/pozuelo-de-alarcon/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *